ROAE: La UCV, ansiosa de elecciones, votó a través de sus Egresados

Foto cortesía de Efecto Cocuyo

Mesa de redacción ROAE

Las elecciones que se desarrollaron el 13 de julio pasado en la Universidad Central de Venezuela (UCV) no solo sirvieron para escoger a los representantes de los Egresados al cogobierno universitario, sino también se constituyeron en una plataforma de reencuentro entre profesores y sus antiguos estudiantes y entre compañeros de clases y sus vivencias.

Nunca antes en la historia tricentenaria de la UCV un proceso eleccionario había sido tan reseñado en la prensa nacional, en este caso en los pocos medios aun existentes en el país y aún más en los extranjeros. Nunca antes se habían creado tantas expectativas, no solo en Caracas, sino en el país.

“Hay múltiples lecciones que aprender de este proceso electoral. Sin embargo, lo más resaltante es la importante participación de nuestros egresados después de doce años sin elegir a sus representantes ante las distintas instancias de cogobierno, participación que triplicó las expectativas internas», dijo Humberto Rojas, profesor e investigador de la Facultad de Ciencias y miembro de la Red de Observación Electoral Asamblea de Educación (ROAE).

Tantas expectativas por la contienda electoral dieron resultados. La votación fue manual y presencial, lo que exigió esfuerzo, debido a las condiciones en que vive el país, pues significó dejar las labores diarias y trasladarse a la universidad para votar. “A pesar de esto, la gran mayoría de los que acudieron lo hicieron sólo con su voluntad de participar y mostrar amor por su alma mater”, dijo Rojas.

Estas elecciones internas, que en otra oportunidad hubiesen pasado inadvertidas para la mesa informativa, hoy permiten tantas lecturas como análisis políticos caben. Al final, según los resultados oficiales, la oposición ganó todas las Facultades, pero lo realmente importante fue la participación, la tolerancia y la convivencia.

Según el profesor Humberto Rojas, los ucevistas deseosos de emitir un voto tras más de dos décadas sin hacerlo, convirtieron estos comicios en una fiesta electoral. Esa, dijo, es la mejor lección.

Comments are closed.