Persiste el “misterio” alrededor de las máquinas de votación que serán usadas el 6D

Efecto Cocuyo

Texto por Deisy Martínez │@deicamar

Bien sea a través de su cuenta en Twitter o por notas de prensa, el Consejo Nacional Electoral (CNE) apenas ha proporcionado de forma parcial y a cuentagotas, cierta información sobre el sistema automatizado que se empleará para los comicios del 6 de diciembre.

Expertos electorales y organizaciones advierten que a menos de tres meses de la elección, los venezolanos y los partidos políticos desconocen cómo votarán y alertan que el órgano rector mantiene una opacidad preocupante sobre aspectos claves de las máquinas de votación y el software que utilizará.

El 1 de septiembre, el CNE indicó que fue presentada en directorio “la nueva solución tecnológica electoral, que será utilizada en las elecciones parlamentarias”, sin mayores detalles. Se asegura también que dicha “tecnología de avanzada“, al igual que cada una de las fases de organización del proceso son “verificables y auditables”.

El 20 de septiembre, la presidenta del Poder Electoral, designada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Indira Alfonzo, aseguró en entrevista con el periodista Ernesto Villegas que a pesar del bloqueo económico y las sanciones internacionales se adquirieron “más de 20 mil equipos de votación” para “completar” las máquinas perdidas (49.508 máquinas de votación), durante el incendio en el galpón de Filas de Mariches, en marzo de este año.

La exmagistrada de la Sala Electoral del TSJ aseguró que los equipos contarán “de un sistema integrado” que no explicó, serán de fácil manejo por parte de los electores. “Las máquinas van a estar aquí en su totalidad para el momento de la elección y serán presentadas al país próximamente”, prometió.

El 23 de septiembre, el vicepresidente del CNE, Leonardo Morales habló de cerca de 30 mil máquinas que estarán llegando al país “por lotes y a medida que se vayan fabricando”.

Afirmó que una parte se encuentra en el país, aunque admitió no haberlas visto sino a un prototipo “exactamente igual”. Explicó que dichos equipos se suman a entre 10 mil y 15 mil máquinas, compradas por la directiva anterior.

Preguntas que siguen sin respuestas

“Cuando estamos a dos meses y medio del 6 de diciembre, la presidenta del CNE impuesta por el TSJ da a entender que todavía no cuentan con la totalidad de las máquinas de votación, lo cual es grave. Además el cronograma indica que la primera auditoría al sistema automatizado de votación arranca el lunes 5 de octubre”, advirtió la Asociación Civil, dedicada a la veeduría electoral, Súmate posterior a la entrevista.

Otras interrogantes como ¿cuál es la empresa proveedora de las máquinas?, ¿cuándo y cómo fue el proceso de licitación y adjudicación de este contrato?, ¿cuántas son y a qué precio se adquirieron las máquinas de las que habla Alfonzo?, ¿cuáles son las características del nuevo hardware y software? siguen sin respuesta.

“Sigue siendo un misterio los componentes del sistema automatizado de votación”, alerta el periodista Eugenio Martínez.  El 24 de septiembre, el comunicador dijo poseer información extraoficial según la cual la empresa argentina Ex-Clé y el CNE iniciaron un proceso de adiestramiento, vía online,  del personal operativo y técnico que trabajaría durante los comicios como operadores de máquinas. “El diagrama utilizado para el curso de Ex-Clé es muy similar a la estructura de las máquinas MSA de Argentina”, revela.

Adicionalmente detalla que el equipo reflejado en el diagrama tiene incorporados módulos laterales para la verificación biométrica y una impresa térmica, por lo que se estima que habrá emisión del comprobante del voto. El rector Morales dijo días antes que la captahuella era el único dispositivo externo incorporado a la máquina de votación que se activará “con solo tocar la pantalla”. Añadió en entrevista con Unión Radio que el equipo posee una batería interna que le permitirá operar hasta 11 horas sin servicio de energía eléctrica.

La nota completa en Efecto Cocuyo

Comments are closed.