Un severo golpe a los derechos ciudadanos y a la democracia

Comunicado

Un severo golpe a los derechos ciudadanos y a la democracia

Dos recientes dictámenes del Tribunal Supremo de Justicia configuran violaciones graves al Estado de Derecho. Por una parte, se anula la atribución que constitucionalmente y por Ley Orgánica de los Procesos Electorales es exclusiva de la Asamblea Nacional, de seleccionar y designar a los rectores del Consejo Nacional Electoral. En segundo término, se interviene unilateral y sumariamente a importantes partidos de la oposición, sin solicitar ni considerar la opinión de las directivas oficiales de los mismos.

Hechos torpes e insólitos de suma gravedad. En primer lugar, se suman a  las serias restricciones ya existentes de los derechos políticos y, concretamente, electorales de los ciudadanos, al desconocer las atribuciones de los legisladores por ellos escogidos en libres elecciones parlamentarias en 2015 y coartarles la posibilidad de elegir nuevamente a sus representantes, individuales o de partidos, según su libre arbitrio. Por otra parte, son actos que erosionan la posibilidad de vías de negociación y entendimiento, por deseables vías pacíficas, en medio de la profunda crisis de todo orden que conmueve la vida nacional.

La ciudadanía en general y las organizaciones que luchan por el respeto de sus derechos políticos, tienen ante sí el desafío y el derecho de exigir procesos electorales justos y limpios, que garanticen resultados aceptados por todos los sectores, como única vía para el reencuentro y la paz de la nación. Es también de su pleno derecho enfrentar el abusivo intento de imponer autoridades e instituciones a la medida de los intereses del poder.

Desde la Red Observación Electoral de la Asamblea de Educación (ROAE) hacemos un llamado a las diferentes instancias democráticas, partidos políticos y sociedad civil, a rechazar las actuaciones autoritarias y al margen de la ley, y a pronunciarse y luchar en pro de procesos democráticos y de entendimiento entre los venezolanos.

Caracas, 18 de junio de 2020

 

Comments are closed.