La Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación ante lo acontecido el pasado 5 de enero en la Asamblea Nacion


La Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación expresa su profunda preocupación y categórico rechazo ante el intento, el pasado 5 de enero, de perturbar la instalación de la sesión inaugural de la Asamblea Nacional e impedir la elección de la nueva Junta Directiva correspondiente al periodo enero 2020-enero 2021.

En una acción absolutamente ajena al Estado de Derecho y a las normas de la democracia, la fuerza pública, en este caso la Guardia Nacional, organismo encargado de la custodia del Palacio Legislativo, impidió el acceso al recinto de un número significativo de diputados identificados con la oposición. Posteriormente, otros diputados, sin cumplir con los mínimos requisitos de ley y del reglamento interno de la Asamblea, sin verificar siquiera el quórum exigible, se atribuyeron el nombramiento de una nueva junta directiva.

Como promotores y defensores del derecho al voto debemos resaltar que el negar el ingreso de los diputados a las instalaciones de la Asamblea Nacional, no solo viola sus derechos individuales y la inmunidad inherente a su condición de parlamentarios, sino también el de los electores que mediante el sufragio les otorgaron el mandato de representarlos ante el órgano legislativo.

La fuerza pública impidió también el ingreso de medios de comunicación independientes al Palacio Legislativo y sus acreditaciones fueron revocadas sin justificación alguna. Tal acción constituye una violación al derecho de los ciudadanos a estar informados, más grave aun tratándose de un importante evento de interés para la vida de todos los venezolanos.

Hacemos un llamado a quienes pretendían imponer arbitrariamente una directiva de la Asamblea Nacional, ilegítima e ilegal, a respetar las reglas del juego democrático y reconocer la voluntad de la mayoría del pueblo venezolano manifestada en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015, así como también la voluntad de la mayoría de diputados que en sesión que cumplió con los requisitos de Ley y reglamento interno correspondiente, eligió ese mismo día 5 de enero la legitima Junta Directiva de la Asamblea Nacional.

Repudiamos el hecho acontecido, bochornoso para nuestras instituciones democráticas, que lejos de contribuir a la búsqueda de una solución política y pacífica a la crisis que atraviesa Venezuela, exacerba las diferencias y vulnera aún más el Estado de Derecho y la democracia en nuestro país.

Caracas, 7 de enero de 2020

Comments are closed.